TACOS MÁS EXÓTICOS DE MÉXICO

Este platillo es el principal representante de la gastronomía mexicana, y es por ello que cada 31 de marzo celebramos El Día Del Taco.

En realidad no existe fecha exacta de cuando surgieron los tacos, pero se cree que el platillo tiene su origen en el México prehispánico. Se menciona que debido a que los hombres trabajaban todo el día en el campo, las mujeres ingeniaron este sistema de alimento para su fácil transportación y consumo.

Fray Bernardino de Sahagún, durante su vida escribió sobre varios tipos de tortillas: la laxcalpacholi, de maíz de colores; la ueitlaxcalli, tortilla grande delgada y blanca; la ouauhtlaxqualli, muy grande, gruesa, áspera y hecha con nixtamal, y la totonqui tlaxcalli, de color blanca.

Martha Chapa, en su libro “Los tacos de México”, menciona que debido a que los españoles no podían pronunciar quauhtaqualli, palabra con la los indígenas llamaban a este platillo, sólo decían taqualli y con el tiempo adopto el nombre de taco.

12183858_665103013627170_7493558893149597510_o

1. Tacos de pejelagarto de Tabasco

El pejelagarto es un pez endémico que se encuentra en los ríos de la región. Su aspecto es similar al de un lagarto; con un hocico alargado, grandes y punzantes dientes. Pareciera no ser apetitoso desde un comienzo, pero el sabor de su carne hace que los tabasqueños elaboran distintos platillos con él. Se suele servir con salsa de chile “amashito” y chirmol, una salsa preparada con masa de maíz, semillas de calabaza y epazote. Tabasco es conocido por sus numerosos ríos y lagunas. También son famosas sus actividades de ecoturismo en la selva que lo rodea.

 

2. Tacos de iguana de Chiapas

La carne de este reptil es considerada para muchos como un manjar y su valor nutritivo se basa en la poca grasa que contiene, así como en su contenido proteínico. En Estados Unidos se suele pagar hasta 40 dólares por medio kilo. Se cocina con cebolla, hojas de laurel, orégano, tomillo, achiote, nopales, jitomate y chiles jalapeños. Chiapas ofrece destinos inimaginables para explorar. Desde cascadas, pueblos mágicos, playas, selva y senderos.

 

3. Tacos árabes de Puebla

El origen de estos tacos data de los años 30´s, cuando un poblano llamado Jorge Tabe llegó de Irak para implementar un negocio especializado en cocina árabe. Durante los años 50´s, el taco árabe fue ganando popularidad entre los comensales. Hoy en día, se sirve con tortilla de harina y su carne suele ser de cerdo, aunque también puede encontrarse de cordero. Se cocina con sal, pimienta, ajo, perejil y orégano. Puebla es una ciudad llena de vestigios coloniales, como Iglesias, catedrales, fuertes amurallados o exconventos.

 

4. Tacos Gobernador de Sinaloa

Son originarios de Mazatlán, Sinaloa y se dice que nacieron en un restaurante llamado Los Arcos, donde se crearon a petición de la esposa del gobernador, Francisco Labastida, al celebrar su campaña electoral. Las tortillas son hechas a mano, se les agrega machaca de camarón, cebolla, chile poblano y se les coloca en un comal para gratinar el queso. Sinaloa ofrece algunas de las playas más bellas del país, con entornos cálidos, aguas azules y cristalinas. Es conocida como “la perla del Pacífico.”

 

5. Tacos Campechanos de Campeche

Es una palabra que comúnmente utilizamos y cuyo origen no es muy conocido. El adjetivo data del siglo XIX para referir riqueza y fortuna. Hoy en día el término se utiliza para describir una combinación de distintos tipos de carnes y guisados dentro de un taco. Lo más común es encontrarlos con bistec con longaniza, chorizo, cebolla, cilantro y salsa. Campeche cuenta con una de las biósferas más importantes del país, el 40% de su territorio está ocupado por la selva y posee un puerto colonial.

 

6. Tacos Asado de boda de Zacatecas

Cuenta la historia que cuando Pancho Villa se encontraba en Zacatecas celebrando sus victorias revolucionarias, pidió a las mujeres que cocinaran un platillo con carne de cerdo y chile. Con el tiempo, los zacatecanos relacionaron este manjar con el triunfo y el festejo. Pronto se convirtió en un alimento popular en los casamientos para honrar a la familia de la novia. Se basa en carne de puerco picada en trocitos y acompañados por una salsa roja agridulce. Zacatecas está llena de historia, cultura, patrimonios arquitectónicos y vestigios minerales que lo hacen famoso por sus vetas de plata.

 

7. Tacos de gusano de maguey de Hidalgo

Dicho gusano es una larva de mariposa que vive en las pencas del maguey y se alimenta de sus raíces. Es un alimento con alto valor proteínico de orígenes prehispánicos que ha alcanzado renombre gastronómico internacional. Es común encontrarlo en las zonas pulqueras. Se fríen hasta estar dorados y se acompañan con guacamole, son servidos con tortilla frita, frijoles y salsa picante. Hidalgo se caracteriza por sus zonas arqueológicas, museos y exconventos coloniales llenos de historia.

 

8. Tacos de cabrito de Nuevo León

Es uno de los platillos que representa al estado de Nuevo León y su capital, Monterrey. Su suculento sabor se basa en un secreto antiquísimo: el cabrito debe ser un animal tierno, con no más de 40 días de nacido y que jamás haya comido hierbas del campo. Es decir, sólo leche materna. Se asa a las brasas de leña de mezquite y su cocción dura dos horas. Se sirve con chile serrano, tocino, cilantro, carne de puerco y frijoles bañados en cerveza. Nuevo León combina naturaleza, modernidad, tradición, aventura, gastronomía y un ambiente cosmopolita.

 

9. Tacos de canasta del Distrito Federal

Nacieron en la capital del país en los años 50´s y se caracterizan por su fácil manejo y distintivo sabor. Entre 200 y 400 tacos viajan dentro de la canasta de una bicicleta, cada uno se compone por dos tortillas dobladas –no enrolladas- con distintos guisos en su interior. Desde mole verde de pipián, adobo de ternera, papa, frijol, carne de res deshebrada o picadillo. Se les suele agregar salsa picante o chiles jalapeños. La ciudad de México es una de las urbes más grandes del mundo. Su oferta gastronómica, cultural, artística, deportiva y turística es casi infinita.

 

10. Jalisco – Tacos de birria

Un platillo típico que nació en el siglo XIX en Atenquiza, Jalisco y cuya receta aún se conserva en un compendio de cocina mestiza publicado en 1818. La birria es un cabrito o un borrego que se cuece de manera lenta en un horno subterráneo, se adoba con especias como jengibre, mejorana, comino, chiles y vinagre. La carne se baña con salsa de su propia cocción, cebolla y limón. Se acompaña con tortillas de maíz y frijoles refritos. Jalisco es la región que vio nacer al tequila y a los mariachis. Un viaje por sus rincones es una apasionante aventura llena de historia y tradición.